FUENTE INAGOTABLE DE LUZ

FUENTE INAGOTABLE DE LUZ
¡ILUMÍNANOS!

Sagrados Corazones Unidos del AMOR SANTO

Sagrados Corazones Unidos del AMOR SANTO
Sagrados Corazones de Jesús y María, unidos en el amor perfecto,

jueves, 17 de mayo de 2012

ORACION Y ALABANZAS AL ESPÍRITU SANTO

 
¡Oh luz!
¡Oh luz inaccesible
tres veces Santa!
¡Ven!
¡Desciende ahora y no vengas
sólo a quienes Te invocan
porque han oído de Ti,
sino también a los
que nunca Te han conocido!
¡Ven! ¡Oh lámpara de nuestro cuerpo!
Ven y corrige a todos los que
nunca Te han comprendido.
Ven a todos los que Te temen,
ven y desvela Tus tesoros ocultos,
estos tesoros guardados para nuestro tiempo,
¡Ven! ven y revela los Santos Rostros
del Padre y del Hijo.
¡Ven y revélate a Ti Mismo, Espíritu Santo!
Ven, mi Amigo,
pues Tú eres la luz deslumbrante
de nuestro corazón.
Ven desde lo alto y revístenos
con Tu poder y esplendor.
Ven y alójate dentro de nosotros y
haz de Tu morada
un lugar de oración,
pues Tú eres la Constante Oración.
¿Ves cuán desnudos estamos ahora sin Ti?
Ven y haz brillar Tu Luz en esta
oscuridad.
Tú eres La Promesa,
Tú eres nuestro Amor,
Tú eres nuestra Luz.
¡Sí! ¡Tú eres La Promesa!
Tú eres de Quien las Escrituras dicen:
"Nunca volverá a ser de noche otra vez y
no necesitarán luz de lámpara o de sol,
porque el señor Dios brillará sobre ellos"

Tú eres nuestra Garantía de nuestra herencia,
Santo sea Tu Nombre y Bendito,
Tú eres la perla inapreciable e inestimable.
Tú eres el esplendor de nuestra alma,
Tú eres el Banquete y nuestra alegría,
Tú eres el Compañero Irresistible
de nuestra vida.
Tú eres el Trono del pobre de espíritu,
Tú eres el Reino de los reinos,
el Imperio de los imperios.
Oh Huésped de nuestra alma,
¡ven y libéranos!
Amén.
 
 
ALABANZAS AL ESPÍRITU SANTO
 
Doy gracias y alabanzas
al imponente Señor,
tan estupendamente grande.
¡Mira! ¡El que hace brillar Sus Rayos
que deslumbran mis ojos, no es otro
que mi Padre!
¡Oh Adorno Brillante
de los Cielos!
La grandeza de Tu Nombre
me ha liberado,
Y alzando mi oído sólo un poco,
recibí Tu Palabra
de Tu Boca.
Y ahora:
¡Canto de alegría a Dios,
mi Padre!
Grito de triunfo al Ungido,
¡Jesucristo, mi Salvador!
Mi Prometido  ,
¡Oh Deleite de los deleites!
Yo Te amo por hacerme Tu amiga.
Y ahora, clamo con todo mi corazón:
"¡Amén! mi celo me está quemando
por anunciar y proclamar
Tu Amor Fiel!
Haré Tu Voluntad y traeré
a tantos como pueda
en unión con Tu Unicidad,
a fin de que también ellos
sean llenados con la
absoluta plenitud de
Tu Santidad Trinitaria."
Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada